Mejorar el posicionamiento SEO con contenido

El SEO es generar contenido de calidad que suscite interés, con una web que resuelva un problema o necesidad, orientada a la forma en la que el usuario busca esa información concreta e indexable por los motores de búsqueda. Eso es el SEO.

Si buscas atajos para salir primero en Google, te doy una pista: no los hay…

Conoce a tus usuarios

Lo primero es saber a quién te diriges. Cada público consume la información de forma diferente. Para saber qué busca la gente podéis ayudaros de las herramientas de búsquedas de Google, Google Keyword Tool y Google Trends.

Descubre qué necesidades satisfaces, cómo se buscan, qué competencia tienes y conviértete en la marca que querrían ver.

Utiliza tu blog

Tu blog no es solo una herramienta genial para crear contenido que atraiga a Google logrando posts con un gran posicionamiento natural, sino que te permite:

  • Generar enlaces: Si generas un contenido fácil de compartir, los usuarios lo compartirán, links incluidos, lo que beneficiará al dominio en su conjunto. No todo es que el post sea bueno, también ayuda que tu blog sea una fuente fiable y reputada.
  • Crear relaciones: Es tan sencillo como enlazar a páginas de terceros. Millones de personas están generando contenido muy valioso sobre diferentes temas, y seguro que alguno de ellos ha creado un recurso que complementa tu post a la perfección: enlázalo. Luego, si quieres, menciónale en Twitter, que sepan que hablas de ellos y les suenes.
  • Reforzar tu marca: Cuida el aspecto estético de tu blog, que refuerce la identidad de tu empresa o la tuya propia, utiliza los laterales, el header y el footer para cumplir tus objetivos de Branding y cuida aspectos como la paleta de colores, las imágenes, que todos los elementos estén traducidos…

Profundiza en Redes Sociales

El posicionamiento natural depende en gran parte de la repercusión que obtengas en redes sociales, principalmente porque permite establecer relaciones, es un factor de posicionamiento en sí mismo, confirma el perfil de links y te da visibilidad y branding. No vas a conseguir links si nadie sabe de ti y si tu contenido no tiene una marca a la que sea seguro enlazar.

Y no te quedes en Twitter y Facebook: Redes como Linkedin o Instagram pueden ser muy útiles.

Crea iniciativas conjuntas

¿Lo que haces tú gusta? Prueba a combinarlo con lo que hacen otros. Las aleaciones son más fuertes.

Puede ser trabajar en una página estática sobre todos los influencers de un sector en blog España, o un de nicho adyacente al tuyo con una temática similar. Por ejemplo, si hablas de Social Media, ¿por qué no colaborar con 5 amigos para crear un Tumblr con las cagadas de distintas marcas en Social Media, o un WordPress con los tuits pagados más evidentes?

Te dará visibilidad al margen de tu blog, página y perfiles sociales y te permitirá salir de la rutina para experimentar con cosas nuevas.

Respeta el branding como herramienta SEO

El branding es fundamental en el SEO. Si nadie te conoce, nadie va a buscar tu marca, recuerda que el tráfico SEO por términos con el nombre de tu marca también es posicionamiento natural. Tener una marca potente no solo hará que la gente te busque más, sino que te convertirá en una fuente fiable y aumentará la tasa de clics de tus resultados y las posibilidades de que se compartan y enlacen, es decir, beneficio SEO everywhere.

Vídeo, vídeo y vídeo

El contenido visual es el más consumido en Internet y el vídeo es el rey. Principalmente, porque los vídeos posicionan muy bien por sí mismos en búsquedas muy competitivas y porque refuerzan un contenido textual como un post y generan mucho más branding, autoridad y confianza.

Crea tus propias imágenes

Si puedes, utiliza imágenes propias y una licencia Creative Commons para que sean publicables con acreditación. Es imposible encontrar buenas imágenes sobre algunas temáticas y salir el primero en Google Imágenes para el concepto de un post puede significar que haya varios bloggers enlazándote por los créditos de la imagen, que es la mejor que han encontrado para ilustrar su texto.

Piensa en el dominio

Oblígate a pensar de forma holística: el posicionamiento natural ya no va del contenido que hay en una página, sino del dominio en su totalidad. Si creas un post de unicornios en un blog dedicado al Death Methal, será mucho más difícil que posicione bien que ese mismo post en un blog de temática infantil, por muy bueno que sea el contenido y muy buenas métricas que tenga a nivel página.

Esto no significa que debas hablar de una sola temática, pero sirve para que seas consciente de cuáles son tus puntos fuertes y débiles.

Trabaja tu marca personal

Aunque inviertas en la marca de tu blog, tu propia marca también es importante. Invierte en ti mismo, porque quizás mañana tu blog o tu trabajo cambie o incluso estés en otra industria y te interesen otros temas, por lo que debes que esa reputación te beneficie a ti.

Darte visibilidad en tus publicaciones, convertir lectores en seguidores de Twitter, o utilizar tu reputación para aumentar tu red de contactos son  algunas de las mejores formas de convertirte en una marca por ti mismo y hacer más relevante cualquier iniciativa futura.

Encuentra un buen balance entre calidad y cantidad

Todo el mundo te dirá que calidad por encima de cantidad, pero hay muchas ocasiones en que el contenido de gran calidad que puedas generar no va a tener el impacto suficiente, y por ello no merece la pena dedicarle demasiado tiempo.

Si todavía no tienes contactos, tráfico SEO o links es conveniente que te centres en contenido rápido y sencillo de hacer. Nunca mediocre, pero no pretendas hacer la capilla Sixtina en cada post, porque nadie te va a leer. Si te centras en palabras clave long tail, generar relaciones, pedir un par de links aquí y allá, e intercalar algunos posts excepcionales en guest blogging, en unos meses podrás tener una mayor capacidad y deberás tender hacia posts de mayor calidad incluso aunque signifique bajar la cantidad.

Encontrar el equilibrio es lo que distingue a un buen blogger de los demás.

2017-12-05T15:00:00+00:00